El panorama de los negocios en la nueva normalidad

El panorama de los negocios en la nueva normalidad
Un nuevo reto para todas las empresas ante la pandemia

 

El regreso a las actividades comerciales y laborales se acerca después de las medidas de confinamiento social para prevenir la rápida propagación de la pandemia por el COVID-19. En este sentido, existen muchas dudas sobre la forma en que los negocios deben regresar con sus operaciones a la nueva normalidad, ya que las empresas tendrán que cambiar sus procesos, modelos de negocios y espacios físicos ante las nuevas exigencias de los clientes.

¿Qué cambió y hacia dónde nos dirigimos?

Durante la pandemia, el panorama empresarial e industrial se vio afectado por las restricciones que hubo para operar y ofrecer los productos o servicios a los consumidores.

 

  • De inicio, las medidas que se tuvieron que adoptar debían ser estrictamente rigurosas para garantizar la limpieza de todas las áreas de una empresa. Como punto principal, las tareas de desinfección y sanitización necesitan realizarse con los productos químicos adecuados, que cumplan con los criterios sanitarios para combatir el virus SARS-Cov-2, causante del COVID-19.
  • El uso de la mascarilla facial y gel antibacterial se hizo imprescindible en todos los negocios que continuaron ofreciendo sus servicios. Además, han sido implementadas señalizaciones para una sana distancia, y diferentes medidas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud con el fin de reducir los contagios relacionados a COVID-19.
  • Respecto a los empleados, el cambio los obligó a trabajar desde casa en las labores que lo permitieran, sin embargo, muchos otros tuvieron que continuar laborando en el lugar de trabajo debido a que algunas actividades requieren de la presencia humana, como la logística.
  • Con este panorama, los negocios tuvieron que adaptarse a esas nuevas obligaciones y algunos se vieron forzados a cambiar sus procesos de trabajo al ofrecer servicios a domicilio o tener que desarrollar un sitio web para comercializar sus productos. Como resultado, hubo un incremento en las compras en línea, pues se ha reportado recientemente que el 48% de los mexicanos ha realizado compras en internet o las combino con las de tiendas físicas.

 

Oportunidades en la nueva normalidad

 

Encontrar áreas de oportunidad en una organización siempre es un desafío porque implica la ejecución de un plan estratégico donde se consideren aspectos como el contexto social, político y económico, el compromiso de los colaboradores, las herramientas con las que cuenta la organización y la manera en que se va a aplicar la estrategia.

 

En este sentido, la pandemia dejó a todas las compañías ante un nuevo reto: adaptarse a las necesidades para operar en una nueva normalidad. Si bien, no podemos anticipar las cosas que van a suceder, sí es posible considerar las tendencias que pueden tener efecto en nuestra empresa y evaluar la forma en que se desarrollarían e implementarían.

 

Una de estas oportunidades es, sin duda, la integración de un e-commerce. Con la cuarentena se observó que las personas cambiaron sus hábitos de consumo, optando por las compras en línea para evitar salir de casa.

 

Otro aspecto por explotar es la transformación que se puede instaurar en cualquier tipo de negocio. La transformación digital y el aprovechamiento de las tecnologías de la información (TI) son tendencias que ya se aplicaban en las empresas antes de la pandemia, no obstante, el 95% de especialistas y profesionales de TI han cambiado sus prioridades tecnológicas después de la llegada del COVID-19, pues las exigencias de la industria y los consumidores aumentaron.

 

Con ello, los profesionales de TI no solo debían encargarse de las aplicaciones, sistemas y redes de seguridad en la empresa, también tuvieron que asumir nuevas funciones, entregar proyectos y soluciones a temas que surgieron a raíz de la pandemia.

¿Cómo las tecnologías de la información forman parte de ese cambio?

 

El impacto post COVID-19 en las empresas ha sido enorme, más allá de los cambios e imprevistos, las organizaciones que han tenido la visión y apertura al cambio, características de la resiliencia organizacional, pueden verse beneficiadas al integrar las tecnologías de la información en sus procesos.

 

Principalmente, las TI son la oportunidad perfecta para demostrar que una organización tiene la capacidad de adaptarse ante cualquier eventualidad, enfrentar y atender cualquier incidente. Esto, además de mejorar la imagen de la organización en la industria, ayuda al área de TI para justificar sus peticiones en cuanto al presupuesto, gestión de la tecnología e ideas. Así, el 80% de los especialistas afirman que la respuesta de sus equipos a la pandemia ha cambiado positivamente la percepción de las TI dentro de la empresa y esperan que se les otorguen más apoyos pues son los agentes de la transformación en las compañías.

 

Por otro lado, las tecnologías de la información son indispensables en la mejora de los servicios, productos o formas de trabajo. Como ejemplo, el mercado del retail ha debido adaptarse al e-commerce para continuar con sus ventas, y replantear su estrategia de crecimiento apostando por ofrecer sus servicios y productos a través de diferentes plataformas.

 

En consecuencia, uno de los aspectos en los que las empresas deberán enfocarse en la nueva normalidad será el entregar la mejor experiencia posible al cliente. Incluso si nuestro negocio no se encuentra dentro del retail, una experiencia impecable sobre el servicio que ofrecemos es una cualidad muy valorada por los consumidores. Por ello, debemos cuidar que cualquier interacción con nuestro negocio, independientemente del medio o aplicación utilizada, sea satisfactoria.

 

Finalmente, las herramientas digitales como los servicios cloud y automatización de procesos serán cada vez más demandadas en las operaciones porque ayudan a que las tareas de las empresas sean más eficientes. Al hacer uso de estos servicios, los negocios pueden administrar, organizar y hasta poner en marcha el trabajo de los colaboradores, de forma en que sea más rápido o funcione por sí mismo.

 

De esta manera, queda claro que las organizaciones que deseen mantenerse o sobresalir en el mercado, tendrán que replantear o adoptar nuevas estrategias, apoyadas por tecnologías y herramientas que además de garantizar la seguridad y continuidad de sus operaciones en todo momento, les permitan entregar un valor agregado a sus clientes.

 

En CYNTHUS contamos con las soluciones tecnológicas, servicios de consultoría y capacitación para facilitar la gestión en las organizaciones e integrar los mecanismos de digitalización de acuerdo con sus necesidades. Acércate a nuestros expertos y descubre todas las formas en las que podemos apoyarte.

Botón consultar un experto

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.