Diferentes problemáticas como el cambio climático, ciberataques, desastres naturales,problemas sociales, crisis económicas y financieras tienen influencia directa o indirecta en todos nosotros y los negocios.

Debido a que el mundo está más interconectado, los incidentes y sus impactos se propagan eludiendo los pronósticos y formando una red de eventos en cascada.

Las organizaciones reconocen cada vez más, cuán rápido y a menudo, se desarrollan tales acontecimientos, así como la forma en que impacta su manera de operar.

 RESILIENCIA ORGANIZACIONAL  ¿CÓMO APOYAMOS A LAS ORGANIZACIONES?

Con base en el estándar ISO 22301, realizamos una evaluación completa del grado de madurez y efectividad de la gestión de la continuidad del negocio en la organización, la cual permite identificar y evaluar los riesgos a los que están expuestos los procesos críticos del negocio, así como el entendimiento de los posibles impactos en caso de materializarse.

Una vez conocida la situación actual de las capacidades de continuidad de la organización, se establecen metas y planes de mejora que ayuden a la organización a reforzar sus medidas de prevención, respuesta y contención, recuperación y restauración en caso de incidentes.

Evaluamos la capacidad adaptativa de una organización para mantener sus funciones y su estructura críticas ante cualquier cambio cambios paulatino o súbito, ya sea internos o externos y regresar a un nivel aceptable de rendimiento en un periodo mínimo después de una interrupción.

Con esta valoración es posible tomar decisiones orientadas a reestructurar su estrategia y permitir a la organización sobreponerse a las adversidades y ser más proactivas al capitalizar cualquier crisis.

Apoyamos con el establecimiento de estructuras, sistemas, políticas y procedimientos requeridos para contar con un Sistema de Gestión de la Continuidad del Negocio (SGCN) que le permita a la organización responder efectivamente a incidentes e interrupciones con el fin de continuar sus operaciones críticas a un nivel predefinido aceptable, identificando de manera sistemática amenazas potenciales y los impactos de éstas en sus operaciones.

Nuestra metodología se basa en buenas prácticas establecidas en el estándar ISO 22301 y el DRI Internacional. Como parte de estos proyectos se incluyen la definición e implementación de estrategias; documentación de planes, procedimientos y políticas de continuidad, así como la ejecución de pruebas y simulacros.

Este servicio permite establecer las bases para mejorar la administración de la continuidad de su negocio y responder de forma ordenada e integral a todos los efectos que una contingencia pueda tener en el cumplimiento con las obligaciones y compromisos contraídos con clientes, proveedores, socios de negocio, autoridades y grupos de interés.

Mediante el BIA identificamos la afectación que una organización sufriría en caso de una interrupción de sus procesos críticos, considerando los impactos económicos y financieros, de imagen y reputación, cumplimiento normativo y contractual, así como la afectación en la entrega de los productos y servicios a los clientes de la organización.

Mediante el RA identificamos y evaluamos el nivel de riesgo al que está expuesta la organización, de acuerdo con el impacto en los activos críticos y la probabilidad de ocurrencia de eventos naturales o provocados. También se establecen controles preventivos y correctivos para minimizar la probabilidad y disminuir el impacto de estos eventos.

Con base en los resultados obtenidos en el BIA (Business Impact Analysis)  y el RA (Risk Analysis), así como en las estrategias de recuperación y continuidad aprobadas por la alta dirección de las organizaciones, se desarrollan los planes de continuidad del negocio que permitan reaccionar y actuar de manera oportuna y eficiente durante las diferentes etapas de una contingencia de interrupción: respuesta al incidente, recuperación de las capacidades tecnológicas y de instalaciones, reanudación de la operación crítica del negocio a un nivel mínimo predefinido aceptable y finalmente la restauración de la operación normal de todos los procesos del negocio: “regreso a casa”.

Verificamos que las diferentes estructuras y elementos implementados por una empresa como parte de su estrategia de continuidad del negocio, respondan de acuerdo con los parámetros definidos: recuperación de sus procesos críticos a un nivel operativo mínimo aceptable prestablecido, en los tiempos y puntos objetivos de recuperación.

Simulamos condiciones reales para comprobar el desempeño del personal crítico; la coordinación con terceros involucrados, así como la capacidad de recuperación tecnológica e información vital. El servicio abarca la definición del objetivo, alcance, diseño, planeación, ejecución y documentación de los resultados obtenidos en las pruebas y el cumplimiento con los requerimientos de continuidad establecidos en la estrategia de continuidad de la organización.

La capacidad de respuesta antes eventos disruptivos debe ser coordinada y requiere la participación de todas las áreas de la organización para minimizar los impactos y evitar pérdidas. En este sentido, la concientización de los líderes y colaboradores es un elemento crucial para reaccionar de manera efectiva.

Con apego a buenas prácticas y estándares internacionales diseñamos e impartimos programas de capacitación y sensibilización en materia de continuidad de negocio y resiliencia organizacional.

¿CÓMO PODEMOS APOYARTE?
CUÉNTANOS MÁS

Nos agradará saber más de ti y de tus proyectos. Completa el siguiente formulario y muy pronto nos pondremos en contacto contigo.

0